content begins here

El plan de Tom para lograr que nuestra democracia trabaje para la gente

Estados Unidos ha perdido todo contacto con uno de sus principios fundamentales: ser una democracia de, por, y para el pueblo. Nuestro sistema no está funcionando para el verdadero pueblo, porque ha sido corrompido por la influencia corporativista, por una falta de transparencia política, y por esfuerzos partidistas para suprimir la participación de votantes con la intención de extraer ganancias.
Si queremos poner el poder nuevamente en las hábiles manos del pueblo estadounidense, necesitamos una reforma que sea tangible e integral.

Abolir el Dictamen Citizens United 

Las corporaciones no son personas, y por ende, no deben controlar nuestra política. El dictamen por parte de la Suprema Corte en el caso Citizens United debe ser derogado y el financiamiento público de nuestras campañas debe ser la ley en todo el país.

Reestructurar la Comisión Federal Electoral

La Comisión Federal Electoral (FEC, por sus siglas en inglés) es una agencia independiente que supervisa nuestras elecciones — pero se ha visto plagada por disfunción interna. Nosotros reformaremos la distorsionada FEC, realizando cambios necesarios a su presupuesto, a la composición de comisionados, a su independencia de las otras ramas del gobierno, y a su capacidad para hacer cumplir la ley ante infracciones.

Limitar los Términos Congresionales

Existe una extensa percepción de que entre más tiempo sirva en el Congreso un oficial electo, más se desconecta de las necesidades de sus constituyentes — y más se apegan a los intereses y cabilderos corporativos. Nosotros estamos proponiendo un límite de términos con un total de 12 años que le permita a nuestros oficiales electos, tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado, enfocarse menos en obtener su reelección y más en hacer lo correcto. 

Incrementar la Participación del Votante con un Referéndum Nacional

Los votantes deben sentir que sus voces cuentan, y deben estar mucho más allegados a las decisiones importantes sobre las cuestiones que afectan sus vidas. Nuestro plan es tener propuestas de ley presentadas tanto en la Cámara con en el Senado para establecer un proceso nacional de referéndum, establecer una agencia que implemente y supervise este proceso, y desarrolle criterios para presentar no más de dos cuestiones cruciales anualmente frente al electorado nacional para que esto sea votado. Este proceso incrementará la participación del votante, circundará los estancamientos en el Congreso, y le darán al pueblo estadounidense más poder sobre su democracia.

Iniciar un Sistema de Voto-En-Casa

Un sistema de Voto En Casa hará que votar sea más conveniente, brindándole a los votantes boletas con estampillas pre-pagadas, y le permitirían a los votantes más tiempo para participar en nuestra democracia, y al mismo tiempo incrementar la seguridad total de nuestras elecciones. 

Apoyar Legislaciones Importantes para la Reforma Electoral

La Ley Para la Gente (HR-1), la Ley para el Avance de los Derechos del Votante, y la Ley de los Derechos del Votante Indígena deben ser firmados como ley inmediatamente. 

Establecer Comisiones Re-Distritales Independientes

Cuando oficiales electos partidarios trazan las líneas distritales, los mapas electorales que ellos construyen distorsionan al sistema a su favor y con ello intentan suprimir y diluir los votos en comunidades de color. Necesitamos comisiones de reestructuración distrital que sean independientes, no-partidistas, para así poder eliminar la distorsión distrital y sus ánimos racistas. 

Únete a mi llamado para realizar estos cambios tan necesarios en el funcionamiento de nuestro gobierno.