content begins here

Las Propuestas de Tom

Por más de una década, Tom ha trabajado incansablemente para hacer a Estados Unidos un lugar más justo — poniendo al pueblo, no a las corporaciones, al mando de nuestra democracia.

Estados Unidos es una nación de inmigrantes, y por lo tanto jamás debemos poner en juego nuestra capacidad de compasión en nombre de la seguridad fronteriza. Tom trabajará para lograr una reforma migratoria integral, incluyendo el restablecimiento de Estados Unidos como un refugio seguro para aquellos que están huyendo de la opresión y la persecución. Él usará la acción ejecutiva para restaurar los programas de DACA y TPS, revitalizará nuestro sistema de visas para atraer a las mentes más dedicadas y brillantes a nuestras escuelas y compañías, invertirá en seguridad fronteriza inteligente, proveerá más ayuda a Centroamérica, y creará una senda hacia la ciudadanía para millones de personas que contribuyen a nuestra economía, pero que actualmente viven en las sombras.

Sin acceso garantizado a una educación de calidad, no existe tal cosa como la igualdad de oportunidades. Cada estadounidense debe tener el derecho a una educación pública gratuita y de alta calidad, desde kindergarten universal hasta educación superior, incluyendo entrenamiento técnico para la fuerza laboral. Basándose en el liderazgo de educadores, padres, y oficiales escolares, la administración de Tom trabajará para revitalizar nuestras escuelas públicas incrementando recursos para cerrar la brecha de aprovechamiento escolar, mejorando nuestras instalaciones escolares, incrementando el salario y el desarrollo profesional de los maestros, y garantizando acceso igual a las oportunidades. Lee más sobre los 5 derechos fundamentales de Tom.

Nuestro gobierno debe ser de, por, y para el pueblo. Eso significa todos nosotros — no sólo unos cuantos. Debemos exponer activamente el racismo, el nacionalismo ario, los sesgos basados en género y en contra de personas LGBTQ, e igualmente trabajar para hacerle frente a las disparidades que aún definen gran parte del diario vivir estadounidense. La administración de Tom defenderá vigorosamente los derechos civiles de todos los estadounidenses, trabajará a nivel inter-agencia para reformar políticas que replican la desigualdad, y garantizará una impartición justa en vivienda, educación, acceso a capital, programas ambientales, agriculturales, de servicios de salud y servicios humanos, así como procesos electorales. Tom también apoya fuertemente legislación para establecer una comisión que re-examine el tema de las reparaciones.

El sistema estadounidense de procuración de justicia perpetúa un sistema de encarcelamiento masivo y castigo, no de rehabilitación y justicia restaurativa. Este sistema fue construido sobre — y a la fecha continúa sufriendo de — un racismo desenfrenado. Debemos reformar nuestro sistema de procuración de justicia para reflejar un Estado de Derecho para todos, no sólo aquellos sin poder para defenderse a sí mismos. Tom trabajará para acabar con las fianzas en efectivo, reducir la población encarcelada, detener la canalización hacia las prisiones así como su puerta giratoria, eliminar las prisiones privadas, reestructurar la libertad condicional y la libertad vigilada, promover mejores métodos policiales y entrenamiento para reducir la brutalidad policiaca, ejercer sus poderes de clemencia donde sea apropiado, e incrementar los recursos para defensores públicos y los programas de intervención comunitaria. Pasar tiempo en el sistema carcelario puede atormentar a una persona mucho después de haber cumplido su condena — Tom también luchará por los derechos de aquellos reintegrándose a la sociedad, apoyando programas de rehabilitación y de preparación para la fuerza laboral.

Conversation with Tom Steyer on why he’s running for President

Posted by Manny's on Wednesday, July 17, 2019

Nuestro sistema no está funcionando porque ha sido corrompido por la influencia corporativista, por una falta de transparencia política, y por esfuerzos partidistas para suprimir la participación de votantes. Tom trabajará para devolver el poder a las manos del pueblo estadounidense expandiendo el acceso al voto, garantizando la delineación justa de distritos, erradicando de nuestra política al dinero corporativista, e instituyendo límites en los términos congresionales y un referéndum nacional. Lee el plan de Tom para una Reforma Estructural.

Nos encontramos en una crisis climática a nivel mundial y necesitamos soluciones que reflejen la escala del problema. Tom ha propuesto un Plan Climático Centrado en la Justicia para transicionar a Estados Unidos y dejar de ser una economía extractivista para convertirse en una que sea regenerativa, enfocándose en soluciones a nivel local y comunitario. Así podremos restablecer nuestro liderazgo en la sustentabilidad. Lee el Plan Climático Centrado en la Justicia publicado por Tom.

En este momento, los estadounidenses más ricos y las corporaciones más opulentas se rigen por un grupo de reglas distinto al de todos los demás. Eso está fundamentalmente mal — necesitamos un sistema tributario que sea justo y promueva el bienestar de la gente por encima de las ganancias. Tom sabe que expandir el crédito por ingreso del trabajo, eliminar los recortes tributarios de la administración de Trump, e instituir un impuesto a la riqueza comenzarán a resolver la masiva desigualdad económica en este país y le devolverá el poder a la gente. Lee más sobre el impuesto sobre la riqueza.

Donald Trump ha empañado nuestro posicionamiento a nivel mundial, acogiendo a nuestros enemigos y apartándonos de nuestros aliados. Con sus publicaciones en Twitter y sus desplantes, él ha roto promesas a nuestros aliados y elevado una crisis de seguridad. Tom reconstruirá nuestras alianzas mundiales, forjando una coalición que trabajará unida para resolver los retos serios y urgentes que estamos enfrentando, comenzando con la crisis del cambio climático. Tom revitalizará al Departamento de Estado y respetará la habilidad y la experiencia de nuestros diplomáticos así como los integrantes de la comunidad de inteligencia. Él también negociará tratados de comercio con todas las partes responsables presentes, incluyendo grupos sindicales y ambientalistas. Por encima de todo, Tom siempre protegerá la seguridad nacional de Estados Unidos y honrará el papel que desempeñan nuestras mujeres y hombres del servicio armado en mantener seguro a nuestro país.

Estamos celebrando un siglo desde que la mujer ganó el derecho al voto, pero aún queda mucho por hacer para alcanzar verdadera igualdad. Esto se trata de más que salarios justos; se trata de tener voz en los procesos y lugar en la mesa de las decisiones. La administración de Tom luchará por una justicia reproductiva completa, por políticas laborales que incluyan equidad de pago y vacaciones familiares pagadas, y por igualdad de oportunidades educativas en STEM/STEAM y otros campos lucrativos. Cuando elevamos a la mujer, elevamos a las familias y a las comunidades por completo.

Donald Trump es un fraude y un fracaso: él ha fallado como empresario, y le ha fallado a nuestra economía. Necesitamos un plan económico que ponga un alto a la corrupción que están causando las corporaciones y sus cabilderos sobre nuestro sistema económico. Cuando la economía estadounidense trabaja de la forma adecuada, eleva a toda la gente y a todas las comunidades. Tom sabe que debemos impulsar la innovación y promover la competencia, que debemos erradicar el yugo corporativista sobre nuestro gobierno, y que debemos invertir en el pueblo estadounidense. Lee más sobre el plan de Tom para una economía impulsada por el pueblo.

La aplastante carga de la deuda estudiantil está provocando desigualdad, dañando a nuestra economía, y haciendo más difícil para demasiados estadounidenses lograr el éxito. Debemos hacer que la educación superior sea gratuita para todos. Tom afrontará directamente la crisis de la deuda estudiantil por medio del perdón a ciertos tipos de deuda en préstamos estudiantiles, reformando el programa de conmutación de préstamos estudiantiles a través del servicio público, facilitando el refinanciamiento de préstamos estudiantiles, sancionando a los administradores de servicios depredadores de préstamos estudiantiles, y expandiendo el acceso a prestaciones educacionales a través de su Nuevo Plan de Servicio Público Nacional.

La influencia corporativista en el Congreso ha silenciado a los grupos sindicalistas, y ha detenido el progreso salarial, la seguridad en el retiro, el cuidado de la salud, y otros temas que afectan a familias a lo largo y ancho de nuestro país. Ha llegado la hora de devolverle el poder a la gente que verdaderamente trabaja. El primer y mejor aliado de Tom ha sido el sindicalismo. Como presidente, Tom seguirá luchando por un salario mínimo de por lo menos $15 la hora, fortalecerá el derecho a la organización, instituirá vacaciones familiares pagadas, y hará el cuidado infantil más asequible y disponible. Tom invertirá en programas que trabajen para la gente trabajadora: incrementando el crédito por ingreso del trabajo, reforzando fuertes protecciones laborales, y luchando por un salario digno.

Como Comandante en Jefe, Tom comprende que su primera responsabilidad es mantener seguro al pueblo estadounidense. Él acogerá ese reto garantizando que aquellos que sirven a nuestro país continúen siendo las fuerzas mejor entrenadas y equipadas del mundo. Eso significa estar listos para enfrentar los retos del Siglo XXI, incluyendo un clima rápidamente cambiante. Al reconstruir fuertes alianzas y coaliciones como la OTAN, Tom traerá de regreso el trato ecuánime y considerado que la Casa Blanca debe ofrecer al mundo. Él respeta la responsabilidad entera de Estados Unidos en el liderazgo mundial, y la gravedad de portar los códigos nucleares, así como el solemne honor de comandar las fuerzas armadas estadounidenses.

Durante los últimos años, Tom ha viajado por todo el país, escuchando a jóvenes hablar del futuro de nuestra nación. Muchos están listos para ponerse a trabajar y unirse a los millones que han respondido al llamado para hacerle frente a los retos que hemos combatido dentro y fuera de nuestras fronteras. El Nuevo Plan de Servicio Nacional de Tom canalizará este espíritu entusiasta hacia una expansión histórica de $50 mil millones en nuestros programas de servicio público para hacerle frente a retos que afectan a comunidades a lo largo y ancho de nuestro país, así como en otros lugares del mundo. Tom promulgará una actualizada Ley para Servir a Estados Unidos en sus primeros 100 días como presidente, incrementará los subsidios individuales y las prestaciones educativas en programas de servicio público, y aumentará la participación en servicio público a un millón de puestos en cinco años.

El pueblo estadounidense merece un sistema de salud en el que todos tengan acceso a una atención médica de calidad, asequible, y segura. Tom apoya un sistema universal de cuidado de la salud, incluyendo una robusta opción pública que agresivamente compita con los mercados de seguros privados, que reduzca los costos, y que expanda la cobertura. Como presidente, Tom trabajará para reducir los costos de medicamentos de receta, incrementar el rendimiento de cuentas del sistema, eliminar cobros sorpresivos, y poner a los pacientes y doctores — no a los fabricantes de medicamentos ni a las aseguradoras — a cargo del cuidado de su salud.

La violencia armada es una epidemia de salud pública que cobra demasiadas vidas cada año. Tom se solidariza con estudiantes, padres, educadores, agencias de la ley, víctimas de violencia armada, e integrantes de la comunidad, y está listo para implementar reformas que necesitamos urgentemente para la seguridad ante las armas. Su plan — titulado “Podemos Acabar con la Violencia Armada” — establecerá verificaciones universales de antecedentes, prohibirá almacenadores de alta capacidad, cargadores de alta capacidad y armas de asalto, promulgará órdenes de protección contra riesgos extremos, cerrará vacíos legales, creará una nueva Oficina para la Prevención de la Violencia Armada así como requisitos de licencia, y proveerá recursos para que las comunidades puedan reducir la violencia armada.

Invierte en la campaña que está poniendo al pueblo en primer plano